jueves, 24 de enero de 2013

SALMÓN FRESCO EN COSTRA CON ESPINACAS

No sé vosotros, pero a estas alturas del año todavía no he comenzado mis propósitos de vida sana, perder 5 kilitos,(sólo son cinco y tampoco estoy tan mal...) hacer ejercicio (puafff!!) estudiar inglés (¿inglés???  no tengo en mente un viaje a Londres por ahora...), ahorrar todos los meses (risas, mejor: carcajadas)
En fin, que mi fuerza de voluntad se quedó durmiendo el sueño de los justos en el compartimento más recóndito del baúl de "cosas para cuando tenga fuerza de voluntad"
Así que he decidido que durante la semana intentaré (¿¿??) hacer comidas más bajas en calorías, cambiaré los dulces por fruta, (bueno, una pastita para el café... ¡vale, tampoco!!) la manteca colorá de las tostadas, por picadillo de jamón y queso, (bueno, sólo jamón o queso freso, ¿tampocoooo????,  ¡vale! una cucharada de aceite y tomate rallado!!!), cenas ligeras, como fruta o ensaladas (¿vale un aliño con mahonesa???? ¿y mi tabla de embutidos??? Procuraré ir andando al trabajo...( a las 7:15h. de la mañana hace frío, muuucho frío) o caminar una hora por la tarde (mi ratito de sofá?? después tengo que limpiar, ayudar con los deberes a las niñas, preparar la comida del día siguiente, la cena, poner la lavadora.... ¿ésto no cuenta??? ¿cuándo me voy a andar?,¿a las 10 de la noche??
Pero los fines de semana... ¡Estos no los perdono!! Mi cervecita mientras preparo la comida, con alguna tapita tipo patatas fritas o aceitunas, un vinito con la carne o el pescado, un postre especial, una cena de sábado en plan picoteo, una copa con chuches después de la cena, un desayuno que implique sartén o gratinador....
 Creo que voy a replantearme lo de los cinco kilos, o para Semana Santa serán diez.....




Ingredientes:
1kg. de salmón fresco sin piel ni espinas
laurel, sal y 2 dientes de ajo, para cocerlo
1/2 kg. de espinacas cocidas
1 diente de ajo
100 gr. de piñones
1 tarrina pequeña de queso crema
queso cremoso para cubrir (yo utilicé Camembert pero con Roquefort queda genial)
sal, pimienta y eneldo

Preparación:
Cocemos el salmón con una hoja de laurel, sal y dos dientes de ajo, pero sin que llegue a estar cocido del todo, ya que se terminará de hacer al horno.
En una sartén con 3 cucharadas de aceite, doramos los piñones y el ajo picadito. Añadimos las espinacas y sal y sofreímos un poco. Incorporamos el queso crema y, bajando el fuego, vamos mezclando bien.
En la bandeja de horno, ponemos el hojaldre sobre una hoja de papel de hornear y vamos colocando los lomos del salmón sin piel ni espinas, procurando que no se nos rompan demasiado. Sobre él, extendemos las espinacas y cubrimos con lonchas de queso Camembert o Roquefort y tapamos con otra capa de hojaldre. Pintamos con huevo y pinchamos con un tenedor, para que salga el vapor. Podemos espolvorear sésamo por encima, si nos gusta.
Horneamos a 180º hasta que el hojaldre está doradito (unos 35 ó 40 minutos). Servimos caliente. ¡¡QUE APROVECHE!!